Los BUEYES delante de la CARRETA, la METODOLOGÍA delante de BIM

16 diciembre, 2019

FernandoM

BIM

0

La sigla «BIM» ha crecido tanto y se siente tan importante, que muchas veces cree que puede prescindir de quien le dio vida y su razón de existir: la «METODOLOGÍA».

Una «Metodología» es un conjunto de procedimientos racionales (un camino) que se deben utilizar para alcanzar uno o varios objetivos (una meta).

 

 Metodología = Meta + odos (camino) + logia (estudio)

 

La razón de toda METODOLOGÍA es definir los caminos para alcanzar una META; en el caso específico de la edificación la meta podría ser muy general; por ejemplo: «MEJORAR la construcción de edificios».

Obviamente esta meta puede tener diferentes lecturas, como ser «mejorar la calidad de los edificios», «incrementar la productividad en la industria de la construcción», «reducir el costo que el Estado destina a obras públicas», «construir edificios más eficientes y sustentables», «mejorar la formación de los profesionales que construyen esos edificios».

Si la «META» es «MEJORAR», hay mucho campo donde actuar y los procedimientos deberían tender a solucionar las ineficacias actuales; por ejemplo:

Muchas ineficiencias de la construcción se relacionan al trabajo individualista de cada profesional y a la dificultad para coordinar e interpretar cientos de «dibujos» diferentes. Dibujos estos, que pasan de mano en mano acumulando errores. Errores, por su parte, que recién se detectan en la obra; por ser la primera y única instancia de coordinación 3D entre todas las disciplinas.

Muchas ineficiencias de la construcción se deben a no tomar las decisiones correctas, en el momento oportuno. ¿Por qué? Muchas veces por falta de buena información en el momento que se necesita.

Muchas ineficiencias y malas decisiones no se detectan en la fase de construcción, pero se sufren durante la vida útil del edificio; o sea, un período de tiempo mucho más extenso.

La Metodología BIM es un conjunto de procedimientos racionales utilizados para alcanzar objetivos. Si bien esta metodología ya tiene un camino recorrido y se aplica con éxito en muchos países, no debemos reducirla a BIM, y despojarla de Metodología; correríamos el riesgo de tomarlo como un conjunto de reglas que se pueden aplicar ortodoxamente.

La CND (Corporación Nacional para el Desarrollo) está haciendo las primeras licitaciones (piloto) en las que se exigen proyectos diseñados en aplicaciones BIM. Si bien la exigencia es acorde a la madurez BIM que vive el país, han sabido poner los bueyes delante de la carreta y tienen una «META» definida. Para cada tipo de proyecto, identificaron cuales eran los problemas más importantes a solucionar y es ahí donde se pone el énfasis. Felicitaciones y ojala se alcancen las «METAS».

Sin «METAS» no hay «METODOLOGÍA», y la  «METODOLOGÍA» debe ir delante de BIM.

Post by FernandoM

Arquitecto. Profesor en la Facultad de Arquitectura de Universidad ORT - Uruguay. Autor de 25 libros para la editorial Anaya Multimedia (Madrid - España)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *